Vive la Semana Santa Explicación de la celebración

La Semana Santa es el momento litúrgico más intenso de todo el año. Sin embargo, para muchos católicos se ha convertido sólo en una ocasión de descanso y diversión. Se olvidan de lo esencial: esta semana la debemos dedicar a la oración y la reflexión en los misterios de la Pasión y Muerte de Jesús para aprovechar todas las gracias que esto nos trae. Para vivir la Semana Santa, debemos darle a Dios el primer lugar y participar en toda la riqueza de las celebraciones propias de este tiempo litúrgico.

A la Semana Santa se le llamaba en un principio “La Gran Semana”. Ahora se le llama Semana Santa o Semana Mayor y a sus días se les dice días santos. Esta semana comienza con el Domingo de Ramos y termina con el Domingo de Pascua.

Vivir la Semana Santa es acompañar a Jesús con nuestra oración, sacrificios y el arrepentimiento de nuestros pecados. Asistir al Sacramento de la Penitencia en estos días para morir al pecado y resucitar con Cristo el día de Pascua. Lo importante de este tiempo no es el recordar con tristeza lo que Cristo padeció, sino entender por qué murió y resucitó. Es celebrar y revivir su entrega a la muerte por amor a nosotros y el poder de su Resurrección, que es primicia de la nuestra.

La Semana Santa fue la última semana de Cristo en la tierra. Su Resurrección nos recuerda que los hombres fuimos creados para vivir eternamente junto a Dios.

Semana Santa

¿Por qué la Semana Santa cambia de fecha cada año?

El pueblo judío celebraba la fiesta de pascua en recuerdo de la liberación de la esclavitud de Egipto, el día de la primera luna llena de primavera. Esta fecha la fijaban en base al año lunar y no al año solar de nuestro calendario moderno. Es por esta razón que cada año la Semana Santa cambia de día, pues se le hace coincidir con la luna llena.

En la fiesta de la Pascua, los judíos se reunían a comer cordero asado y ensaladas de hierbas amargas, recitar bendiciones y cantar salmos. Brindaban por la liberación de la esclavitud. Jesús es el nuevo cordero pascual que nos trae la nueva liberación, del pecado y de la muerte.

Sugerencias para vivir la Semana Santa

–  Para vivir con profundidad la Semana Santa es recomendable asistir en familia a todos los oficios y ceremonias propios de estas fechas, porque la vivencia cristiana de estos misterios debe ser comunitaria. Los horarios en nuestra parroquia los puede consultar aquí: Celebraciones Litúrgicas de Semana Santa

–  Vencer en el propio corazón los sentimientos de odio, rencor, resentimiento, deseo de venganza y pesimismo. Reconciliarse con alguna persona de la familia o con un amigo

–  Vivir el ayuno y la abstinencia el Viernes Santo y poner algún propósito concreto a seguir para cada uno de los días de la Semana Santa, contemplando en cada momento el sacrificio de Jesús.

–  Acercarse al Sacramento de la Confesión y Comulgar, debidamente preparado, en alguna de las ceremonias de la Semana Santa.

–  Leer y meditar la Pasión del Señor narrada en los Evangelios. A tus hijos, cuéntale los sucesos bíblicos como historias. Si puedes conseguir una Biblia para niños, aquellas que vienen con dibujos, léanla sobre todo durante estos días.

–  El Domingo de Ramos, ir a Misa y llevar las palmas para ser bendecidas. No se trata de amuletos de la buena suerte, ni nada por el estilo. Estas nos recuerdan cuando Jesús entró triunfante a Jerusalén y fue recibido como Mesías. Tenerlas en casa durante todo el año simboliza que le damos la bienvenida a Jesús en nuestros hogares.

–  El Jueves Santo –día en el que se recuerda la institución de la Eucaristía- los sacerdotes lavan los pies de 12 ‘apóstoles’, para recordar la humildad de Jesús. Habla con tu párroco y ofrécete como voluntario para ser uno de estos apóstoles. Si tienes hijos, esto tendrá un gran impacto sobre ellos y querrán saber más sobre ese día.

–  Hacer un Vía Crucis o participar de alguno que ya esté organizado. Dibuja con tus hijos cada estación y conversen sobre ellas mientras lo hacen. Acércate a la parroquia para obtener material sobre el tema.

–  Recordar el dolor de María. Puedes pedirle a tus hijos que la dibujen. Buscar canciones sobre ella y escucharlas. Tener un momento de reflexión sobre ella. Recen el Rosario en familia, cada miembro puede hacerse cargo de un Misterio.

–  Ver en familia alguna película relacionada con la Historia Sagrada, en especial con tus hijos adolescentes.

–  El Viernes Santo, fomenta en tu hogar un ambiente de serenidad y reflexión.

–  Hacer una gran celebración de Resurrección y, si es posible, acudir y participa de la Vigilia Pascual el sábado por la noche, si no, a la misa el Domingo. Ten en familia un banquete en casa con toda la familia, que los chicos sientan la felicidad de la Resurrección.


 

Vive la Semana Santa Explicación de la celebración
Qué te ha parecido?
Print Friendly, PDF & Email
Tagged , , . Bookmark the permalink.