Bautismo

Bautismo

Nuestros padres nos dieron la vida natural del cuerpo, pero Dios nos da el alma y nos destina, además, a una vida sobrenatural; pero nacemos privados de ella por el pecado original, heredado de Adán. El Bautismo es el sacramento por el que renacemos a la vida divina y somos hechos hijos de Dios. Es el primero de los sacramentos porque es la puerta que abre el acceso a los demás sacramentos, y sin él no se puede recibir ningún otro.

El término Bautismo procede del verbo griego baptizein, que significa sumergir, lavar. Para el cristianismo el Bautismo, por ser un sacramento de iniciación, tiene unos efectos de regeneración e incorporación muy especiales:

•  Perdona los pecados y da una vida nueva.

•  Comporta una experiencia de liberación: el agua bautismal comporta para los cristianos la experiencia de su propia libertad.

•  Une al bautizado a la Muerte y Resurrección de Jesucristo: De la misma manera que Jesús pasó por la muerte, para llegar a una vida sin límites, igualmente el cristiano tiene que pasar por una muerte (el Bautismo), para empezar una nueva vida, la vida de la fe, la vida propia del cristiano.

•  Hace participar al bautizado de la misión sacerdotal, profética y real de Jesús.

•  Incorpora al bautizado a la Iglesia: El efecto fundamental del Bautismo es incorporar al hombre a la comunidad de la Iglesia.

Bautismo
La costumbre de bautizar a los niños desde pequeños data desde los primeros siglos de la Iglesia, pues no es posible privarlos de los efectos que el sacramento produce. El hombre nace manchado por el pecado original, por lo que necesita el nuevo nacimiento en el Bautismo para recibir la Gracia Divina.

El santo Bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico de la vida en el espíritu y la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos. Por el Bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, llegamos a ser miembros de Cristo y somos incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión
(cf Concilio de Florencia: DS 1314; CIC, can 204,1; 849; CCEO 675,1)

El Bautismo «es el más bello y magnífico de los dones de Dios […] lo llamamos don, gracia, unción, iluminación, vestidura de incorruptibilidad, baño de regeneración, sello y todo lo más precioso que hay. Don, porque es conferido a los que no aportan nada; gracia, porque es dado incluso a culpables; bautismo, porque el pecado es sepultado en el agua; unción, porque es sagrado y real (tales son los que son ungidos); iluminación, porque es luz resplandeciente; vestidura, porque cubre nuestra vergüenza; baño, porque lava; sello, porque nos guarda y es el signo de la soberanía de Dios»
(San Gregorio Nacianceno, Oratio 40,3-4)

 


Calendario de Bautizos:

 

En la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Molian de Segura, los Bautizos se realizan en las siguentes fechas:

Primeros sabados de mes (por la tarde)
Primeros y terceros domingos de mes (después de la misa de 12:00)

Fechas extraordinarias:

El 8 de diciembre, festividad de la Purísima
El 25 de diciembre, Navidad

 

Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.